Taxímetro Interfacom

Avanzarse a las necesidades del colectivo

Cada vez que alguien de LoopCDN sube a un taxi, no solo en España sino en muchas otras partes del mundo, nos encontramos con la grata sorpresa de la presencia del taxímetro de la marca Taxitronic, proyecto realizado hace más de 10 años en Loop-CDN, en el que explícitamente se nos pedía que proyectásemos las necesidades del colectivo del taxi y sus flotas en el futuro mediante la evolución de la tecnología y del modelo de negocio del taxi.

El éxito de los productos Taxitronic radica en una definición inicial pensada para garantizar su durabilidad en el tiempo y su capacidad de adaptarse a todo tipo de condiciones, reglamentos, usuarios y modelos de negocio (autónomos, flotas, etc.). La interpretación de estos factores en clave de especialista, resultan vitales para el desarrollo del negocio de nuestro cliente, líder mundial en un nicho de mercado muy específico, donde producto y servicio están fuertemente asociados de cara a los clientes finales: taxistas y flotas.

Hoy, superadas las obvias dificultades del desarrollo técnico para conseguir solucionar aspectos que se avanzaban muchos años al momento de su creación, podemos apreciar en su justo valor la conceptualización de un producto con una definición de hardware y software pensados para adaptarse a un modelo de negocio que no admite una frecuente renovación del portfolio de producto, pero que exige soluciones altamente sofisticadas propias del mundo del automóvil y de la electrónica de consumo de producciones millonarias.

La permanencia en valor de este producto y sus servicios inherentes durante tanto tiempo, no hubiese sido posible sin una conceptualización de la arquitectura técnica abierta y especialmente sin un trabajo de especificación, estudio de los hábitos de uso, normativa y ejecución del modelo de negocio muy exhaustivo y prospectivado en el tiempo.

Como se ha comentado, la vigencia en el mercado ha sido fruto de trasladar al producto una visión de 360 grados de la funcionalidad operativa y de modelo de negocio; donde se extreman los niveles de exigencia de una categoría en la que conviven  (autónomo/flota) un uso riguroso y prácticamente permanente (360 días x 24 h), la dependencia del equipo para el desarrollo de la actividad económica diaria, la bondad a nivel de comunicación y  transparencia hacia el cliente final y el cumplimiento de exigentes y variadas normativas en función de las reglamentaciones locales.

La familia de productos definida permitió desde sus inicios cubrir todas las posibilidades de instalación así como la posibilidad de asumir la integración de nuevas tecnologías y la evolución de alguno

de sus componentes. Mediante la combinación de un limitado número de referencias (taxímetro convencional TX30-38, Unidad central de gestión TXD30-38 e Impresora IR32), se cubren los muy diversos usos de los equipos, más allá de la ya de por si compleja función de garantizar la facturación adecuada en cada circunstancia: gestión de flotas y turnos, cobro electrónico, impresión de recibos, actualizaciones de tarifas, comunicación de incidencias, etc., conviven con muy diversas ubicaciones y homologaciones y multitud de adaptaciones gráficas y de tarifas en función de ciudades y países.

Esta es una de esas ocasiones donde las bondades del producto tienen su mejor juez en el paso del tiempo, permitiendo apreciar valores que permanecen más allá de modas y significan la clave para el buen desarrollo del negocio.

 

Bienvenidos!

Alvaro Quintalla
Alvaro Quintanilla

En los productos de consumo la lógica utilizada en el pasado y basada en criterios muchas veces medibles (test de usuarios, targets, prestaciones, ergonomía, tecnología, etc), ha dejado paso a aspectos mucho más difíciles de evaluar, basados en la capacidad de los objetos de ser deseables y de empatizar con aquellos que los venden, los compran o los utilizan.

Síguenos en

Twitter Youtube Slideshare RSS

Recibir actualizaciones:

Próximos eventos

Libros

Loop TV

Archivo

Competitive Design Network

Twitter @Loop_CN